https://twitter.com/i/status/1361159818732593155

Reiteró que no volverá a tocar con el músico, productor y arreglista boricua tras la disputa legal que ambos protagonizaron en el 2003

Diecisiete años después del último concierto que hicieron juntos en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, el cantante panameño Rubén Blades reiteró ayer que jamás volverá a subirse a una tarima con el músico, productor y arreglista boricua Willie Colón, a raíz de la agria disputa judicial que ambos protagonizaron con relación al pago por esa presentación.

En un conversatorio con fanáticos a través de sus páginas de Facebook y Youtube, Blades revivió el difícil momento que vivió con Colón, con quien grabó algunos de sus éxitos más sonoros de su carrera y, aunque aceptó que siempre reconocerá su talento y le agradecerá su oportunidad, jamás volvería a trabajar con el puertorriqueño.

Colón demandó a Blades en el 2003 por supuestamente incumplir con el pago acordado por el concierto que ambos realizaron en San Juan en la celebración del 25 aniversario del disco Siembra.

Colón reclamaba que Blades le debía $115,000 por los honorarios del concierto.

Blades, por su parte, acusó a los a firma de Martínez, Morgalo & Asociados, en calidad de agentes de ambos artistas, de apropiarse indebidamente del dinero.

Luego de tres año de litigios y una semana antes de iniciar el juicio, Colón llegó a un acuerdo en el 2008 con Roberto Morgalo, presidente de la firma de representantes y retiró la demanda contra Blades.

Morgalo, entonces, demandó al intérprete de “Pedro Navaja” por difamación, pero en el 2013 el juez federal Bruce J. McGiverin la desestimó.

“La manera en que él (Colón) se comportó cuando me acusó a mí de haberme apropiado de un dinero de él para después tranzar con la persona que representaba a la compañía, que se apropió el dinero y que fue denunciada como tal por el juez que falló al final… Haber retirado la demanda una semana antes de ir a juicio, después de una acusación que lanzó en momentos en que yo estaba trabajado en el servicio público en Panamá. Para mí eso fue muy doloroso”, destacó Blades en el conversatorio.

“También es el tipo de situación en que uno dice, ¿sabes qué? Yo no puedo participar contigo más. Siempre te reconoceré porque eso es lo correcto, pero en el otro aspecto, yo no te voy a premiar con mi tiempo porque no lo merece”, agregó.

Blades y Colón unieron sus talentos a mediados de la década del 70, luego que el cantante boricua Héctor Lavoe dejara la banda del trombonista. Juntos grabaron varias producciones discográficas que son referentes de la salsa de la época y que aún son consideradas obras maestras, como “Metiendo Mano”, “The Last Fight”, los dos discos de “Maestra Vida” y el álbum más vendido en la historia del género, “Siembra” (1978), cuyo concierto, 25 años después, dio origen a su disputa legal.

“Uno perdona. No le guardo ningún mal. Cada vez que hablo de él enfatizo mi agradecimiento por la oportunidad de poder grabar los temas que otros no querían tocar y que no grababan”, destacó Blades, quien se mantiene activo en la música.

“Agradezco la oportunidad de formar parte de un nombre ya hecho y de un grupo excelente con renombre y posición. Toda la vida agradeceré eso. Reconoceré su talento excelente como productor y arreglista, pero no trabajo más con él porque, como he dicho tantas veces, además del aspecto material, hay cosas espirituales que para mí también son importantes”, sentenció.

Noticel vea nota aquí : https://www.noticel.com/musica/pop/20210215/ruben-blades-todavia-resiente-su-ruptura-con-willie-colon/